Nos hicieron creer…

Nos hicieron creer…

Que calladitas nos veíamos más bonitas.

Que nuestro lugar estaba en la casa.

Que no podíamos ocupar “puestos de hombres” sin adscribir a la masculinidad.

Que expresarnos nos convertía en histéricas.

Que viajar solas era descabellado.

Que la política no era nuestro territorio.

Que lo correcto -y decente- era vestir de tal o cual forma.

Que teníamos que “arreglarnos”.

Que el único camino era el matrimonio y que ser madre era lo que nos haría felices.

Que “esa” profesión era cosa de hombres.

Que si la pareja quería pues tocaba “complacer”.

Que debíamos aceptar juicios sobre nuestro aspecto.

Que encajábamos en el estereotipo estético o nada.

Que el maltrato habríamos de tolerarlo y claro, perdonarlo… y encima entenderlo.

Que éramos el sexo débil.

Que las otras mujeres eran nuestra competencia.

Que ni machismo ni feminismo, igualismo.

 

Pues yo te digo…

Que defenderé mis ideas, siempre lo he hecho… lo seguiré haciendo y te invito a que lo hagas también vos.

Que mi lugar -y el tuyo- es en cualquier lado… donde decidamos que sea.

Que podemos empoderarnos sin perder aquello que nos caracteriza, nuestra esencia.

Que no nos van a marcar la forma en la que nos hemos de expresar.

Que vayas y te comas el mundo.

Que la política nos necesita y es arena de nuestras conquistas.

Que vistas como quieras.

Que no está nada mal contigo para que te “arregles”.

Que el matrimonio y la maternidad son apenas una de tus opciones y que en ningún caso conllevan la renuncia a tus aspiraciones.

Que puedes ser lo que sueñas… ingeniera, astronauta, piloto, futbolista o arquitecta sólo depende de vos.

Que pareja implica corresponsabilidad y las decisiones en la intimidad son bilaterales. No sos un objeto sexual.

Que no nos agrada escuchar opiniones o “cumplidos” de terceros extraños y menos si van subidos de tono… que a eso se llama acoso.

Que mi autoestima la construyo yo y no necesito que me la definan estándares estéticos impuestos por otros.

Que la violencia de género existe aunque te quieran hacer creer lo contrario, que las tasas de feminicidio son alarmantes y que tu cuerpo e ideas son sagrados y no debes tolerar ningún tipo de maltrato.

Que no te vengan con cuentos, nuestras abuelas reconstruyeron un país… debilidad las pelotas.

Que las otras mujeres son hermanas, amigas y compañeras y que este camino lo hacemos juntas.

Que el feminismo no es un odio a los hombres, es acabar con la desigualdad… es equidad, inclusión y una oda a la diversidad.

 

Por eso el 8M yo paro…

Por las voces que aún son oprimidas y por las que fueron silenciadas por siempre.

Por las mujeres a las que todavía se les niegan el derecho a desarrollarse profesionalmente.

Por aquellas que aguantan discriminación salarial… porque acabe el techo de cristal.

Por esas a las que obligan a callar sus emociones.

Por vivir libres y sin miedo permanente. Para que las calles algún día en verdad se sientan como nuestras.

Por más niñas soñando no sólo con ser princesas -que también es válido- sino además con ser alcaldesas, ministras, presidentes.

Para que dejen de regular como vestirnos, vernos y sentir.

Para que entiendan que no estamos descompuestas para “arreglarnos”, que las arrugas o las estrías son naturales, que si decidís llevar maquillaje bien pero si no bien también.

Por las que quieren ser esposas y madres y por las que no.

Para que escojas tu profesión libremente sin prejuicios.

Para que también respeten nuestros deseos.

Para que no sobrepasen los límites.

Para tumbar estereotipos.

Para que no haya ni una menos.

Para que no se normalice la violencia.

Para que las mujeres reconozcan su fuerza.

Para que nos reconozcamos compañeras.

Finalmente, para que el mundo entienda que hablar de igualismo, es restar importancia a una lucha que no es cosa de hoy, que lleva tiempo y suma victorias de las que capaz ni seas consciente y por ende, ni las veas, ni las dimensiones pero que se las debemos a las feministas.

Sí, el que podamos votar, el que no tengan libertad de matarnos por “sospechas de adulterio”, el que no necesitemos una firma de autorización para estudiar o trabajar, el que no nos traten como propiedad a ser transferida del padre al marido, el que nos podamos divorciar sin perder el derecho a los hijos, el que ya no sean dados en adopción sin nuestro consentimiento si lo hacemos, el que podamos disponer de nuestros bienes o herencias, el que mantengamos la nacionalidad al casarnos con alguien de otra, y hasta el que podamos usar pantalones y exhibir las piernas. Todo eso por ley.

En pocas palabras -el que podamos ejercer todas estas libertades- es bueno que te enteres que se lo debemos a las feministas.

Pero aún queda camino y la posta es nuestra porque muchas prácticas e ideas perviven y se resisten a desaparecer. Aún hoy existe una brutal brecha salarial por igual trabajo, hasta ahora se despiden mujeres embarazadas o no se contratan a aquellas que planean estarlo algún día, todavía consideran afortunada a la mujer si la pareja “ayuda” con las tareas de la casa o la crianza de los hijos… Sí, aún hoy nos siguen viendo más bonitas si nos quedamos calladitas.

Por tanto… redefinamos bonita y al concepto agreguémosle garra porque aún nos queda por conseguir que lo alcanzado sea derecho de todas y no privilegio de pocas.

Sí, el compromiso nos llama ya que si bien gozamos de derechos y libertades que nuestras abuelas y madres ni siquiera soñaron, nos quedan otros por sumar… por nosotras… por las que vendrán.

 

#8MPy #8M #8M2019 #yoparo #nosotrasparamos #orekuñaropyta #parointernacionaldemujeres #vivasnosqueremos #internationalwomensday #womensday #girlpower #niunamenos #paremperquenohihaquienspari #nosaltresparem #vagalila #vagadetotes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s