Reír

Me encanta reír

Pone en pausa a mis fantasmas

Me reinicia cada tanto.

No es cierto que cure del todo

Pero reír, más que medicina,

para mí es lenguaje.

Forma alternativa

de afrontar realidades.

No es cinismo,

es mi mensaje.

He visto a la muerte a los ojos

y ya que estábamos

le lancé una mueca…

le habrá gustado…

pues nos dimos tregua

y sorprendentemente

me perdonó la vida,

acreditándome un pack extra de instantes.

Y como en ésta,

tantas otras veces

la risa…

la sonrisa…

o aunque sea un esbozo de ésta

me ha salvado.

¿Qué no tengo mayores problemas?

¿Qué me va muy bien?

¿Qué la tristeza por casa no pega una vuelta?

que no tenga cara de ayuno

no significa que haya comido.

La verdad…

Es el camino que escogí en este viaje.

Alas… cuando me he visto atrapada.

Salvavidas… cuando iba por dentro ahogada.

Líquido vital

que paradójicamente hidrata

aquellas lágrimas

cristalizadas.

No se confundan.

No es una careta.

Es opción…

Mi elección…

De vivir, no sobrevivir.

Persistir…

Reír.

Un comentario sobre “Reír

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s