Esa mirada

Voy ahogada

por las lágrimas que no me permití echar.

Apenas y podías con tu tristeza

No te cargaría también la mía.

 

Hay quienes hablan tanto

sin decir nada

y otros… como vos

a quienes les basta una mirada

para mostrarte el mundo

asaltarte el alma

reconfortarte

y hacer vanas

todas las palabras.

 

Revolucionaste mis estructuras

poniendo a prueba mi resistencia a la locura.

Tembló todo y un poco más.

Tanto… que descosiste mis heridas

pero sólo para hacer la curación debida.

 

¿Qué clase de alquimia fue esa?

 

Abriste las ventanas de mi alma

dejando que el sol

con su calorcito entrara

y el aire barriera las penas…

trayendo al fin la calma.

 

Y ahora que parto,

sólo me queda

llevarme como salvavidas…

esa mirada.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s