Sinergias

a mi team Rocafort

 

Caminar por Sevilla al tercer día sin mirar maps se sentía como una conquista tremenda –en ese momento hasta equiparable con mi tesis (la segunda, que terminé días antes)- y cuando lo hacía -llena de satisfacción- me vino a la mente lo fácil que resulta entender las ciudades de trama ortogonal frente a ésta –y las de su especie- que requieren varios paseos y dos vueltas de tuercas para descifrarlas.

Casi al instante y en un paralelismo que –habrá que decirlo- roza lo freaky pensé en cuan aplicable resultaba esto a las personas que nos presenta la vida…

Unas tan fáciles de leer y otras que deberían venir con manual de instrucciones;

Unas que enamoran y atrapan al primer contacto y otras que se ganan nuestro corazón con el tiempo.

Cuestión que este planteamiento me llevó a reflexionar que tal como con las ciudades, que independientemente a sus “tipologías” debemos transitarlas para descubrirlas, así también es necesario “caminar” las almas con las que nos cruzamos para conocerlas, y reconocerlas.

En ese peregrinar por almas encontraremos de todo, unas que pasarán sin penas ni glorias, otras que lo harán rápidamente pero con una intensidad que nos hará recordarlas siempre y otras que se quedarán –o nosotros nos quedaremos en ellas-. Finalmente, lo que sí doy por seguro es que ninguna irá sin cumplir su propósito.

Horas más tarde ya caída la noche, a lo lejos se perdía la gran Sevilla y a la par que la veía achicarse desde el aire mientras que el vuelo ganaba altura, lograba advertir otro montón de pueblitos aparentemente aislados en medio de la nada misma, el contraste en tamaño con muchos de ellos era brutal y solo en algunos casos tenues conexiones eran vislumbradas ¿cómo viven?, o mejor dicho ¿cómo sobreviven? pensaba, tantos vuelos y nunca lo había razonado.

Entonces caí en cuenta que obviamente, no estaban aislados en la “nada misma” sino que más allá de la conexión física que se dejaba ver, debían existir otras fuerzas que las oxigenen y mantengan vivas, probablemente, una sinergia, que a simple vista no podía ser observada pero que hacía de esos puntos de luz parte de un sistema mayor dentro del cual cumplían un papel determinado.

Fue inevitable volver a relacionarlo.

Es que lo veía tan claro, en todo este tiempo de caminar el uno en el otro y el uno con el otro, de encontrarnos, descubrirnos y reconocernos, cada uno tuvo una misión: CONECTAR, ILUMINAR, IMPULSAR, FORTALECER, SOSTENER y si bien muchas veces no lográbamos advertir cuál era, asumimos el rol que tocase pues abandonar la posta nunca fue opción, y así siempre dimos el 100% para el funcionamiento de este sistema –el nuestro-, a veces en partes iguales y otras no tanto, lo importante es que cuando uno se debilitaba el resto tiraba el carro.

Después de todo… es de eso que por definición se trata la sinergia, ¿no?

“La acción conjunta de varios órganos en la realización de una función”, ese vector que nos impulsa hacia la dirección correcta cuando uno pierde la fuerza, la sangre que oxigena y da vida, el aliento que no te deja renunciar, te anima a seguir luchando, sufre tus penas y termina llorando contigo de la risa.

Esta sinergia fue la que en Barcelona nos hizo hermanos y nos enseñó la más importante de las lecciones, somos parte de algo mayor, infinitamente más grande, y aunque los obstáculos nos impidan ver la relación, nunca estaremos solos, sino todo lo contrario, siempre hallaremos caminantes que nos mostrarán el camino o lo trazarán con nosotros, unirán su búsqueda a la nuestra, o se convertirán en eso que andábamos buscando, pero eso sí, cuando deba ser –nunca antes y nunca después-.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s